Desde niño me dijeron que tenía que tener los pies en la tierra. Estaba prohibido soñar

Porque así seguro que pasaba a formar parte de la masa. Ese grupo ingente que no sabe a dónde va ni de dónde viene… Ser un engranaje más en una cadena a la que llamamos sociedad

No te engañes, no puedes escapar. Nadie puede. La libertad plena no existe… aunque moverte por el mundo en moto es lo más parecido a ser libre y soñar despierto

Y si tus objetivos son muy altos, mejor. Probablemente nunca los consigas, pero seguro que nunca vas a dejar de ir a buscarlos. Nunca dejes de intentar llegar al sol. Porque si las utopías son imposibles, también son la gasolina que nos hace movernos.

Ladran, luego cabalgamos!

See you on the road!