No sé si es la edad, pero cada vez me siento un poco más supersticioso… y no son pocas las supersticiones que existen en el mundo de la moto

Eran sobre las diez de la mañana, y como casi todos los días me dirigía a la oficina en mi moto. La autovía en verano tiene un tráfico intenso y no es la mejor idea rodar a tope. A mitad del camino una maxi scooter me pidió paso. ¡Maldita Velocidad! Adictiva y peligrosa

Poco después un choque, un cuerpo rodando por el suelo y dolor. Afortunadamente nadie salió herido, pero os puedo asegurar que el susto es tremendo. Otra vez he vuelto a ver un casco en el suelo…

El uso del casco en el suelo se refiere a marcar la zona donde un motero se ha accidentado. Por eso mucho motero tiene la superstición de jamás dejar su casco en el suelo. A parte de motivos higiénicos, dejar el casco en el suelo es equivalente a comprar un ataúd a alguien que no ha muerto. Mal fario

Milla Extra