No es fácil verla en el garaje, solitaria y abandonada…

Porque vivimos una pandemia mundial que nos ha atemorizado, nos ha hecho ver que somos frágiles, nos ha encerrado en nuestras casas con todo lo que eso implica

Son ya muchos los hermanos de la carretera que anhelan que todo pase por cuestiones laborales, personales, de salud… y para poder volver a nuestras monturas y volver a rodar

Algunos hemos aprovechado el tiempo para hacer cambios en las motos, pedir piezas por internet o limpiar y engrasar nuestras motos. Pero queremos rodar

Miramos los mapas, recordamos las carreteras y pensamos en esos viajes que nos quedan por hacer. Si la salud acompaña… pronto estaremos de ruta!