No elegimos nacer, nos tiran a este mundo en pelotas a sobrevivir. Tenemos quien nos cuida, tenemos quien nos quiere mal, pero sobre todo tenemos un montón de gente a quienes no les importamos una mierda

Pero la sociedad pronto te enseñó los dientes y te dijo cómo deberías ser, cómo deberías vestir, cómo deberías comportarte. Eso es un modo de vida no apto para rebeldes

Y pasan los años y sigues aquí, señal de que has sobrevivido. Mucha gente te intenta joder la vida, y te defiendes. Otra gente sigue cuidando de ti de la misma forma que tú cuidas de quien te importa…

Te atacan, te juzgan, te insultan, te estremecen, te bapulean… y no te respetan. Piensas que hay gente en la que puedes creer y te das cuenta que en esta gran farsa de la vida, eran actores secundarios que estaban aquí por algún motivo y que pronto se marcharán para siempre sin importar una mierda nada

Y es entonces cuando la miras a ella…

La que nunca te falló, la que siempre estuvo ahí en los momentos más duros, la mayor fuente de libertad que jamás has conocido. Y aun hay quien quiere cambiarte, quien quiere bajarte de una moto para que hagas una vida de formalidad y saber estar

Te enamoras de mi esencia libre y luego quieres domesticarme. Mírame, preocupado por ello mientras me echo una siesta en el fin del mundo esperando ver otro atardecer sobre dos ruedas. No podrás comprenderlo nunca, pero solo te pido que me dejes estar en el mundo que yo elegí para mí…

See you on the road!